El Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo es una Asociación Profesional de Primer Grado, adherida a la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA), la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Confederación General del Trabajo (CGT) y en el ámbito internacional a la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF). Representa a todos los trabajadores que desarrollan su actividad laboral como Capitán, Primer Oficial o Segundo Oficial en los ámbitos Fluviales, Pesqueros o de Cabotaje Marítimo o bien como Patrón Motorista de Zona Especial en las embarcaciones que navegan, ríos, mares y lagos.

 

Los orígenes de esta organización nos llevan a 1933 donde bajo la conducción del Secretario General José Vanoli, surge en primera instancia, con el nombre de “Asociación Profesional y Mutual de Patrones de Lanchas”. Su Personería Jurídica fue otorgada el 1° de diciembre de 1934. En un principio la actividad sindical se desarrolló en la calle Estados Unidos 263, CABA, propiedad donada por el Armador Alberto Dodero. Posteriormente la Asociación se trasladó a la calle Necochea, lugar que compartió con otras organizaciones sindicales del sector fluvial. Más adelante en el tiempo, las elecciones en el “Centro de Lancheros” (nombre con el que se conocía a la Asociación Profesional y Mutual de Patrones de Lanchas) dejaron al Patrón de Cabotaje Amilcar Fleitas, como Secretario General, quien tomó la decisión de trasladarse nuevamente a la propiedad de Estados Unidos 263, que en ese momento se encontraba vacía. La actividad sindical, por ese entonces, no era nada fácil de afrontar ya que no contaba con Personería Gremial, y el capital de la Asociación eran tan sólo una mesa, dos sillas y una pequeña caja fuerte. Al no contar con Personería Gremial, los cobros que se le realizaban a los afiliados debían hacerse hombre a hombre y lancha por lancha. A cargo de esta tarea estaba el por entonces Pro Secretario General Edisto Fernández, quien después de terminar su jornada laboral, recorría todo el puerto para realizar las mismas.

 

Para lograr una mejor representación de los trabajadores embarcados y en defensa de sus derechos por un trabajo digno, en 1956, el Secretario General Fleitas, comenzó a gestionar la Personería Gremial del Centro, bajo el nombre de “Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo” ante el Ministerio de Trabajo y Prevención Social de la Nación. Finalmente la personería se consiguió recién en 1959 a través de la resolución 278 que otorgó la Personería Gremial N° 321. Ya en el mandato del Capitán Fluvial León Torres, comenzó una mayor jerarquización profesional de los Capitanes y Oficiales Fluviales que fue de la mano de mayores y constantes capacitaciones. Durante ese período, a través del Decreto 758 del 3 de Septiembre de 1974, entra en vigencia el Reglamento de Formación y Capacitación del personal embarcado de la Marina Mercante (EFOCAPEMM), donde fue creado el Certificado de “Conocimiento de Zona”, donde se establecían los máximos de cargos y despachos, y habilitó a los Capitanes y Oficiales Fluviales que rindieran los exámenes correspondientes, a poder navegar a través de los ríos del litoral fluvial. El 2 de septiembre de 1974 entra en vigencia el Régimen de Navegación Marítima Fluvial y Lacustre (REGINAVE) que deroga el Digesto Marítimo y Fluvial, sancionado en 1938. El 20 de abril de 1994, un nuevo REFOCAPEMM se sanciona por Decreto 572, donde se incluye a los capitanes y oficiales de ultramar, y capitanes, patrones y oficiales fluviales, que pueden acceder al Certificado de Conocimiento de Zona.

 

Desde 1994 hasta el lamentable fallecimiento del Capitán Juan Carlos Pucci en 2013, y continuando hasta la actualidad bajo la conducción del Capitán Julio Gonzalez Insfrán, electo como Secretario General en las últimas elecciones de noviembre de 2013, la representación del gremio comenzó a llegar a sectores antes postergados. Hoy en día, el Centro de Patrones cuenta con representantes en Ushuaia, Puerto Madryn, Bahía Blanca, Ing. White, Mar del Plata, Colón, Hernandarias, Rosario, Puerto San Martín, Santa Fe, Posadas, Corrientes, Formosa y San Fernando.

 

Apostando a la capacitación de los profesionales fluviales, el 24 de octubre de 2014 se inauguró el Centro de Entrenamiento y Capacitación, y el Simulador de Navegación “Cap. Edisto Fernández”, que funciona en la sede de San Fernando, que permitirá capacitar a los patrones y oficiales afiliados, y a prestar este servicio a empresas e instituciones, con fines de entrenamiento y de investigación. El simulador se ajusta a los estándares para el Entrenamiento, Certificación y Guardia (STCW) y las normativas de la Organización Marítima Internacional (OMI), que constituyen las más altas referencias internacionales de la navegación comercial.

 

Además, se realizaron grandes mejoras en la infraestructura de todas las delegaciones del Centro, se adquirieron nuevas propiedades y se concretó la construcción del Hotel “Ribera Sur”, ubicado en la Av. Paseo Colon 1145 de C.A.B.A, que junto al Hotel “Los Algarrobos”, en la localidad cordobesa de Tanti, y el Hotel “Ribera Sur Mar del Plata”, inaugurado en enero de 2015 en el barrio de La Perla, brindan un gran servicio de esparcimiento para nuestros afiliados. Actualmente, se encuentra en construcción el Hotel “Riberas del Río Uruguay”, ubicado en Colón, Entre Ríos. Asimismo, dos campos recreativos se han adquirido para nuestros afiliados: la Quinta “La Atalaya”, en La Reja, partido de Moreno, y el Centro Recreativo ubicado en el barrio Don Orione, Claypole.

 

Han pasado los años, pero con el mismo compromiso y sacrificio que años atrás, los trabajadores que formamos parte de este sindicato, hemos logrado superar grandes dificultades y adversidades, para que en la actualidad, el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo sea una Asociación Profesional modelo. Con plena ocupación laboral, mayores coberturas médicas en todo el país y una incansable lucha por parte de los directivos del Centro en pos de hacer respetar y cumplir los derechos y las obligaciones de todos los trabajadores.