Juan Carlos Schmid, de Dragado y Balizamiento, y Julio González Insfrán, de Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, reafirmaron que pretenden de parte del Gobierno nacional una propuesta con cambios en el Impuesto a las Ganancias para evitar ir a la huelga a fin de mes.

 

“La reunión ha sido decepcionante, cuando se trató la política con respecto al Impuesto a la Ganancias, el control a la inflación y tener un plan para recuperar el sector transporte, Aníbal Fernández respondió que no estaba en sus manos. Entonces, parece que fuimos a hablar con la persona equivocada”. Julio González Insfrán, secretario General del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, se refirió de esta manera al encuentro de ayer entre el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, el ministro Carlos Tomada y representantes de los gremios del transporte.

En la misma línea se pronunció Juan Carlos Schmid, secretario General del Sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento: “Hemos tenido una reunión muy amable pero lamentablemente no ha habido ningún avance ni se ha planteado ninguna alternativa a nuestros reclamos. Así que nosotros vamos a ratificar la medida de acción directa para fin de mes. El día miércoles vamos a convocar un plenario general de delegados y vamos a informar sobre los alcances de nuestra medida de fuerza para el 31 de marzo”.

González Insfrán aseguró que la jornada de protesta será acatada “por todo el sector transporte del país: los colectivos, los camiones, los ferrocarriles y los barcos”. Y dejó en claro cuál es su posición sobre el Impuesto a las Ganancias: “No queremos que continúe el impuesto al trabajo. Que afecte a otros sectores que hoy no lo pagan: Los jueces, el juego y la renta financiera. ¿Por qué los trabajadores pagamos Impuesto a las ganancias? Este es el planteo”.

Consultado sobre la reunión del miércoles 11 en la Federación Marítima (FEMPINRA), González Insfrán afirmó: “La Federación se convocó porque nosotros, el sector Marítimo, Fluvial y Portuario específicamente, estamos sufriendo una crisis. Empezaron a amarrar los barcos, están despidiendo en los sectores petrolero y arenero a trabajadores. En el sector de los remolcadores de puertos no sabemos qué va a pasar. El sector se sigue achicando aceleradamente como consecuencia de la inflación y la recesión. La consecuencia de esta recesión es el amarre de los barcos petroleros y los barcos areneros, que transporta productos ligados al consumo interno. Y el deterioro acelerado del transporte de remolcadores de empuje, que hoy nos quedan cuatro barcos y va a terminar amarrándose. Es decir, el sector está en una profunda crisis”

En referencia a quien debería tomar cartas en el asunto por la situación, González Insfrán planteó: “Estamos gestionando para que el ministro Randazzo, quien es responsable del sector Transporte, nos reciba y nos de una solución aunque sea coyuntural a este problema”.

Por último, adelantó cómo será la próxima negociación de las paritarias: “Estamos en un piso del 40 %. Pero la recesión condiciona profundamente el poder hacer una paritaria ordenada”.

 

Fuente: POLITICA DEL SUR