Estamos haciendo realidad un sueño. En este 2015 que pasó hemos logrado que tomen estado parlamentario los dos proyectos de ley más importantes de la última década para la actividad naval: un nuevo régimen legal para la marina mercante nacional, consensuado con los trabajadores y los demás sectores involucrados, y un régimen de promoción para los astilleros argentinos. Estos proyectos, ingresados al Congreso Nacional de la mano del diputado nacional Martínez Campos y con el respaldo de la Liga Naval Argentina, abren una perspectiva más que auspiciosa para este año que se inicia en aras de concretar uno de nuestros mayores anhelos: tener miles de nuevas fuentes de trabajo para nuestra gente como resultado de una política de Estado.

Incluso el nuevo Presidente de la Nación elegido democráticamente por el Pueblo argentino ha manifestado su voluntad de promover el desarrollo de la marina mercante nacional, y creemos que esto no es casualidad. Nuestro incansable esfuerzo y nuestro diálogo con todos los sectores está rindiendo su fruto: hemos logrado instalar en la opinión pública y en la agenda de la dirigencia política el reconocimiento de esta imperiosa necesidad, y los argentinos estamos dejando, por fin, de vivir de espaldas a esos formidables recursos que representan nuestros ríos y nuestro mar.

Otro gran logro que no podemos pasar por alto es la unidad lograda en la Confederación Argentina de Trabajadores del Trasporte (CATT). Esta unión ha sido una necesidad que nos ha fortalecido ante un gobierno que no ha atendido los reclamos de los trabajadores; estamos confiados, sin embargo, en que es el prolegómeno de algo más grande y necesario para nuestro país: la unidad de todo el movimiento obrero para defender nuestros derechos.

Las perspectivas son más que prometedoras. Soplan nuevos vientos que ya han hecho que se incorporen a la Bandera Argentina dos nuevos remolcadores de puerto y dos buques areneros. Serán cada vez más, en la medida en que sigamos aunando esfuerzos para incidir en la vida pública demostrando que los trabajadores podemos y debemos ser también protagonistas en el destino de nuestro país y de nuestra gente.

Cap. Julio González Insfrán

Secretario General