Fue en el Ministerio de Trabajo, tras los reclamos por la crítica situación en el sector, en una reunión a la que asistieron dirigentes de la CATT, la CGT y el secretario general del Centro de Patrones, Julio González Insfrán, entre otros gremios

Buenos Aires, febrero de 2022.- Autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación y la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante aseguraron este martes que el gobierno nacional trabaja en un paquete de medidas concretas para la reactivación de la marina mercante nacional, en una reunión de la Mesa de Trabajo con dirigentes sindicales del sector, a la que asistieron, ,entre otros, el secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Sergio Sasia, y el secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo de la República Argentina, capitán Julio González Insfrán.

“Fue una reunión muy positiva, donde el Ministerio de Transporte se comprometió a reglamentar la Ley de Marina Mercante en los próximos 45 días, como una señal para el sector, y decretará el estado de emergencia en el transporte naviero de carga para tratar de resolver la situación actual”, señaló González Insfrán a la salida de la reunión.
Por parte del gobierno la reunión fue encabezada por el jefe de gabinete del Ministerio de Transporte, Álvaro Errea, y el subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, Leonardo Cabrera. Los funcionarios dieron detalles del proyecto de reglamentación de la Ley de Marina Mercante –27.914–, sancionada en 2017 a instancias principalmente de los gremios del sector, pero que había sido vetada en su momento en sus aspectos fundamentales.

El paquete de medidas incluye la corrección de las actuales tasas aplicadas a la carga de combustible y aportes patronales, entre otros entre otras cuestiones que actualmente favorecen a los buques de bandera extranjera. Asimismo, se proyecta declarar la emergencia en el sector de la marina mercante nacional y el trabajo conjunto con diputados y senadores para lograr una nueva legislación que favorezca la incorporación de buques al régimen fiscal y laboral argentino.
Asistieron a la reunión realizada en la propia sede del Ministerio, el secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento y secretario gremial de la CGT Juan Carlos Schmid; el secretario general de Radiotelegrafistas Navales, Hernán Gavito; el secretario general de Comisarios Navales, Juan Carlos Del Palacio; los secretarios generales de la Asociación del Personal Jerárquico y Profesional de la Marina Mercante (AJEPROMM), Fabián González; de SUPEH, Daniel Ocampo; de la Asociación Profesional de Capitanes y Baqueanos Fluviales, Jorge Badaro; del Sindicato de Conductores Navales (SICONARA), Angel Raimundi; del Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, Marcos Castro; del Sindicato de Electricistas y Electronicistas Navales, Ricardo Iglesias, y del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Raúl Omar Durdos, entre otros dirigentes.

Ministerio de Trabajo

“Los sindicatos también le hicimos llegar al gobierno nuestras propuestas para que sean parte de la estrategia”, señaló González Insfrán. También se habló de la necesidad de la capacitación profesional de las tripulaciones de los buques, un aspecto crítico que en los buques que navegan en aguas argentinas con “banderas de conveniencia” no se tiene en cuenta y que los sindicatos tienen como base de su política: “Tenemos nuestras propias escuelas de formación”, dijo el dirigente del Centro de Patrones.

Esta Mesa de Trabajo fue convocada por las autoridades nacionales como respuesta a la demanda de los gremios, los que a principios de enero, encabezados por el Centro de patrones, pararon en el puerto de Corrientes al buque portacontenedores argentino Piray Guazú, cuyos dueños habían decidido migrar al régimen fiscal y laboral del Paraguay par evitar las altas cargas que en la práctica impiden, desde hace décadas, la operación bajo bandera argentina y el desarrollo de una marina mercante nacional y la industria naval.

La medida, en defensa de la soberanía nacional y de las fuentes de trabajo, obtuvo el apoyo de la CATT y de la CGT, que demandaron al gobierno nacional una urgente solución y una política de Estado para la recuperación de la marina mercante nacional.

“Confiamos en que gracias a nuestra acción conjunta y a la labor en esta Mesa de Trabajo, este año tomará estado parlamentario una nueva legislación para reactivar la matina mercante nacional, que corrija las cuestiones esenciales que han llevado a este estado actual de crisis”, expresó el secretario general del Centro de Patrones.