“Tenemos la obligación de dejar para las generaciones futuras un planeta que sea vivible”.

En el cierre de Fin de Año en el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo de la República Argentina, el capitán fluvial Mariano Moreno, Secretario Adjunto del Sindicato y referente de la Oficina de Acción Climática inaugurada en abril de este año, hizo un balance de la tarea cumplida en 2019 y anticipó la perspectiva para 2020. En esta primera entre vista luego de su regreso de Madrid, donde participó de la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático (COP-25), Moreno explicó el cuadro de situación actual sobre la transición energética en el mundo, y las acciones que es necesario desarrollar en la Argentina por la llamada “Justicia Climática”.

Esto significa, entre otras cosas, que las fuentes de energía no renovables que emiten más cantidad de carbono y gases de efecto invernadero a la atmósfera “tendrían que ir desapareciendo, y nosotros tenemos que tener la capacidad, la proyección y la planificación para que todos los trabajadores estén debidamente preparados y adaptados para continuar con su vida profesional y con un desarrollo económico y social con nuevas matrices productivas, basadas en la adaptación a fuentes de energía limpias”, como la eólica, hidroeléctrica, solar o mareomotriz, destacó.

 

Marcelo Muchi para el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo.